LA RUTA DEL ORIGEN

La sensación de vivir Chiloé, debe estar en buscar el origen de nuestra cultura milenaria,
con un extenso territorio insular que nace y termina en las fronteras del mar y comienza en las playas infinitas de Chilhué, el lugar de los Chelles. Somos Punta de lanza de piedra, punta de flecha en la Tierra. WAPE

Nace como red de senderos rurales, de vecinos y coterráneos, que se organiza desde la punta norte de Chiloé, para dar valor a un territorio con un fuerte arraigo cultural, y la necesidad de conservar el patrimonio geológico, arqueológico, biológico cultural y natural con el imponente paisaje de mar, bosque y tierra, que es el comienzo del fin y el principio del inicio.

El Kilometro Cero (KM-0:

El Camino del Viento, es un recorrido por las costas de la comunidad de “Guagün”, “Donde rebota el viento”, entre las olas fuertes de Pureo y el monte de Pupetan, para culminar mirando desde los acantilados de kaikuwape, mediante tres miradores de observación y descansos, disfrutaras de la esplendida visual al océano pacifico, que en eterno movimiento baña las costa de la punta norte de la isla grande, ubicándonos entre la Península de Lacuy y la hermosa bahía de Cocotüe, disfrutando de aves, flora y fauna terrestre y marino, como grandes ballenas surcando el mar a los pies de Kaikuwape.

Miradores Centinelas:

Históricamente Chiloé fue un territorio de resistencia y constantes invasiones, es por eso que los que defendían la Isla grande, observaban desde las alturas de la península (Lacuy), la llegada de barcos y huestes extranjeras, así varios lugares con visibilidad al océano se convertían, en los puntos de vigilancia, los miradores que hoy ven de frente al océano pacifico, con un cielo de colores en constante cambio, del clima salvaje y la biodiversidad del borde costero y marina presente frente a los ojos del visitante.


Mirador Pureo:
Mirador de fácil acceso a todo público, cercano a camino rural Pupetan, avanzando hacia la playa Pureo. Un lugar con vista amplia hacia el océano pacifico desde la punta norte de Chiloé, da una panorámica que remueve el espíritu de los visitantes, pues PUREO es el lugar donde el constante baile de las olas del mar, traen la energía del viento y mar.


Mirador Pupetán:
Mirador de acceso medio complejo, que tiene dos ingresos, desde el mirador Pureo y otro desde Pupetan, ambos con una caminata guiada. Al llegar a un bosque que se encuentra de golpe con las ráfagas de viento constante, tomando formas y adaptando sus troncos, ramas y hojas para sobrevivir a condiciones climáticas extremas, así mismo es uno de los miradores más protegidos, proporcionando resguardo en días de lluvia o temporales propios de la zona, mostrando la resistencia y belleza del “monte chilote”.

Mirador Kaikuwape:

Mirador ubicado al borde del acantilado de punta caicuhuape, importante referencia de navegación, y un punto de observación de cetáceos y fauna marina, debido a su altura sobre el mar y la cercanía al mismo mar y sus profundidades, desde donde la panorámica te lleva a ver atardeceres y ocasos de sol, disfrutando de aves marinas y costeras, lobos marinos, chungungos, y las impresionantes ballenas, dentro de estas la ballena Azul, la más grande del mundo, así mismo se observan toninas, orcas, u otras ballenas como Sei, Jorobada, minke, entre otras del hemisferio sur, lo cual dependerá del día, la hora, y las condiciones climáticas y de visibilidad del lugar.


Miradores-Observatorios Ecológicos:

Son puntos de observación, acondicionados para visitantes, señalizados y que buscan ser puntos de estadías intermitentes o semipermanentes, para la observación y registro de especies presentes en el lugar, desde vegetales, aves, mamíferos, insectos, entre otras. Estos lugares buscan ser un espacio de contacto entre humanos con otros humanos, y humanos con la naturaleza, de una forma no invasiva, sobre todo con animales con necesidad de conservación como son los cetáceos en Chiloé-Chile.

Ecoturismo en Caicuhuape:

Desarrolla actividades en torno a la naturaleza presente en la ruralidad de Chiloé, con una experiencia de senderos y miradores en Guabún desde donde comienza la Ruta del Origen, de Chiloé.

Turismo Comunitario:

La Comunidad insular, presenta un fuerte arraigo al trabajo colectivo con la máxima expresión denominada “minga” (acción de faena comunitaria), es así como La Ruta del Origen, desarrolla una interconexión de servicios turísticos que favorezca una estadía de visitantes con diversas actividades y lugares para su pasantía en sectores rurales, potenciando la economía local, mediante alianzas económicas familiares y comunitarias, donde exista una economía justa, trato directo con personas del sector, alimentación extraída de los campos y mares, promoviendo la mantención de labores ancestrales como la pesca artesanal, agricultura orgánica, recolecciones frutos en mar, bosque y tierra, como ganadería a escala humana y criaderos de producción familiar. Desarrollando un turismo que fortalezca la Comunidad, acercando el turismo a los vecinos de las comunidades contempladas en La Ruta del Origen, iniciática de la Agrupación “ORIGEN”, con socios distribuidos en las comunidades rurales de Puente Quilo, Mar Brava, Calle, Pulalun, Los Chonos, Guabún, Pupetan.

Guías locales de turismo comunitario:

Existe la necesidad de conocer la comunidad desde sus propios actores, presentes en el lugar, motivo por el cual es importante los guías locales, capaces de informar, educar y guiar el proceso de visita de las personas o grupos humanos. Donde propician el aprendizaje y enseñanza respecto a diferentes áreas de conocimiento de la ruralidad insular, como: Flora y fauna, Arquitectura, geología, arqueología, agroecológica, ganadería sostenible, recolección y sustentabilidad, así como los riesgos presentes en el territorio, esto hablado desde los propios habitantes